¿Qué nos interesa más, un fondo de inversión o un depósito?

lunes, 18 de noviembre de 2013




Fondo de inversión o depósitos. Son productos muy diferentes en forma y contenido, pero en la categoría de los "menos arriesgados", los que invierten en valores monetarios, renta fija y especialmente los garantizados han sido comercializados a un público que busca un menor riesgo y mas seguridad a la hora de invertir su dinero.


Poder aparcar buena parte de nuestra inversión en las categorías de fondos con menos riesgo (monetarios o renta fija a corto plazo) puede ser tentador, ya que se intentará buscar una rentabilidad segura en el corto plazo para cuando la situación se estabilice cambiar a un producto con más riesgo sin tributar por las ganancias anteriores.

Y es que uno de los grandes beneficios de los fondos es este, poder efectuar traspasos de un fondo a otro, sin tener que tributar por ello hasta el momento que reembolsemos nuestras participaciones y así diferir la carga fiscal de las plusvalías hasta la venta final de un fondo. Mientras en los depósitos cada vez que cobramos lo hacemos con una retención del 19%, que la verdad es bastante.

¿Y si las ganancias no existen?

  Esta es la circunstancia actual la que se juntan dos aspectos que no les hace recomendables en el corto plazo, tipos bajos y sin una perspectiva cercana de subida. Es decir, los activos que se están contratando son a tipos bajos y sin que a medio plazo suba la rentabilidad de nuevas emisiones, es más, otros factores como el menor riesgo país o empresarial las hará descender, no hace que la perspectiva en ganancia sea muy positiva. Por todo ello, son más atractivos los productos más a largo plazo o garantizados, y se nota en los lanzamientos.

A esto hay que añadir otros dos componentes negativos que no tienen los depósitos: las comisiones y el riesgo.

Es fundamental que nosotros que si nos planteamos contratar un depósito o un fondo de inversión, tengamos la cultura financiera adecuada para tomar una decisión adecuada. Incluso puede ser interesante diversificar nuestro dinero en ambos productos. Los depósitos tienen la ventaja de su simplicidad y el respaldo hasta 100.000 euros del Fondo de Garantía de Depósitos; los fondos de inversión son un producto financiero bastante más complejo, ya que depende de los activos en los que invierte, la rentabilidad que obtendremos. No tiene sentido contratar un fondo si no conocemos mínimamente en qué invierte y el mercado geográfico al que se orienta. Depósitos y fondos de inversión, productos que pueden ser complementarios pero nunca sustitutivos.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ingresa tu comentario y ayúdame a hacer un mejor blog para todos... Gracias!