ESTAFAS EN LA LUZ Y EL GAS

jueves, 26 de febrero de 2015

Las estafas en la factura de la luz
Fuente: vayapais.es

Tres estafas relacionadas con la luz y el gas


Hoy tratamos un tema delicado y al que todos hemos tenido que enfrentarnos y hasta hemos tenido que sufrir las consecuencias. Seguramente hay pocas cosas que nos puedan molestar más como consumidores que el hecho de que nos tomen por tontos y nos quieran estafar dinero. Son muchos los timos en los que podemos caer inconscientemente y la mejor forma de evitarlos es conocerlos y estudiarlos para así poder evitarlos. 


El comparador HelpMyCash.com ha recopilado los timos más habituales que nos podemos encontrar relacionados con la luz y el gas, y te los muestro aquí para que tomes buen apunte y así evites caer en ellos.

Números 902, específicamente diseñado para sacar tajada…

La primera estafa a la que tenemos que enfrentarnos con esteas empresas abusivas es el problema de los números 901 y 902 que están considerados como números de tarificación especial y no suelen estar incluidos nunca en las tarifas planas, por lo que se pagan a parte y pueden encarecer considerablemente nuestra factura telefónica, o lo que es lo mismo después de ser cliente tienes que pagarle a la empresa por llamarla tu, osea hacen negocio con esas llamadas.


Ahora bien, de entre todas las empresas que hacen uso de los 902 para ofrecer su servicio de atención al cliente, las compañías de luz y de gas son las únicas que están obligadas por ley a ofrecer números alternativos con los que poder contactar. Por ello, si nuestra compañía no dispone de un número 900 u 800 (ambos números son gratuitos) y nos obliga a utilizar un 902, podemos y debemos denunciarlo ante las autoridades competentes. 

Gracias a personas preocupadas por este tema, en la red existen multitud de páginas web que se dedican a recopilar números alternativos a los 902, por lo que es muy probable que en Internet encontremos una alternativa más asequible para no pagar de más en nuestras llamadas a la ora de realizar llamadas de consulta.

Comerciales que en realidad no lo son...

Otra cosa que tenemos que tener muy clara son los comerciales puesta a puerta. Esta es una práctica muy habitual que las compañías eléctricas y de gas tengan contratados a comerciales que van de puerta en puerta ofreciendo los servicios de la empresa. Pero, eso no significa que cualquier comercial que llame a nuestra puerta con el objetivo de mejorar nuestra oferta esté contratado por ellas, sino que pueden estar contratados por empresas de terceros o, incluso, ir por libre; por lo que no vienen directos de nuestra compañía y, por lo tanto, no están autorizados por las compañías de luz y gas. 

Así que si coincidimos con alguno de estos comerciales, no deberíamos mostrarle nuestras facturas, ya que ellos intentan conseguir nuestra información, para así crear base de datos y poderlas vender a terceros con fines publicitarios. 

Si uno de estos comerciales nos propone una oferta que nos seduce, antes de firmar nada es mejor llamar a la compañía y contrastar la información para asegurarnos de que no es una estafa. 




Falsas revisiones...

Otra forma de estafa son las llamadas "revisiones falsas" estas son, sin duda, una de las estafas más recurrentes y la que más dinero nos puede hacer perder. La más típica es la revisión de la caldera. Son muchos los consumidores que se quejan de haber sido estafados por supuestos trabajadores de compañías de gas que vienen a nuestro domicilio a pasar la inspección y en realidad no lo hacen.

Nos es fácil darse cuenta de que es una estafa ya que llevan el uniforme de la compañía e, incluso, identificaciones falsas para podernos engañar y es complicado darse cuenta de que en realidad no trabajan para las compañías en las que dicen trabajar. En este caso, podemos hacer dos cosas: la primera es quizás mas fácil y rápida, no abrir la puerta. Lo normal y habitual a la hora de que una compaña quiera hacer una revisión es que las empresa llama primero para concertar la cita, normalmente con hasta 5 días de antelación, por lo que debe extrañarnos mucho la presencia por sorpresa de un técnico en nuestra puerta. La otra forma de saber si de verdad esta persona esta en nuestra puerta es un técnico de la compañía sería pedirle los datos al técnico y llamar a la compañía para confirmar que realmente trabaja para ellos antes de dejarle que haga cualquier revisión en nuestra casa.

Debemos saber que la revisión del gas se hace obligatoriamente cada 5 años, aunque es posible que por contrato nos hagan una al año. Pero lo que si que no cambia nunca, en cualquier compañía es que nunca se debe pagar al técnico, ya que el coste se reflejará en nuestra próxima factura.

Teniendo en cuenta estos simples detalles nos evitaremos perder dinero, y lo que es mejor, acabaremos con estos estafadores... si te a gustado el articulo te pido por favor que lo compartas en tus redes sociales para que mas personas conozcan estos detalles, y si tienes alguna consulta puedes dejármela en los comentarios debajo de estas lineas.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ingresa tu comentario y ayúdame a hacer un mejor blog para todos... Gracias!